Pechugas de pollo en escabeche

Las pechugas de pollo en escabeche es un plato como todos los míos,  muy sencillo y muy práctico,  pues el escabeche es un tipo de conserva

al utilizar en su elaboración el vinagre, con lo cual podemos prepararlo y guardarlo en el frigorífico durante bastante tiempo, aunque no

se consuma rápidamente y tenerlo disponible para cualquier ocasión que se presente.

Voy a daros las cantidades que yo normalmente preparo

Ingredientes:

2 pechugas de pollo ( 1 Kg. ó 1 kg. 1/4 aproximádamente)

1 cebolla mediana

8 ó 10 dientes de ajo

12 ó 14 granos de pimienta negra

1 hoja de laurel

un poco de tomillo

1/2 vaso de aceite de oliva virgen extra

1 vaso de vinagre de vino

1 vaso de agua

sal

Preparación:

Les ponemos sal a las pechugas y reservamos

En una olla ó cazuela donde quepan las pechugas muy ajustadas, ponemos el vaso de agua,  el aceite,  la cebolla

partida a juliana,  los ajos sin pelar,  los granos de pimienta , la hoja de laurel y el tomillo, lo ponemos al fuego,

lo tapamos y lo dejamos hervir durante diez minutos, aunque el caldo os parezca poca cantidad os aseguro que es suficiente.

Pasado este tiempo, lo destapamos é incluimos las pechugas en él junto con el vinagre.

Lo dejamos hervir todo junto durante una media hora, cuando vemos que las pechugas están tiernas.

Se deja enfriar en la misma olla ó cazuela donde lo hemos cocinado.

Está mejor,  como mínimo,  de un día para otro.

Una vez frío,  lo podemos pasar a otro recipiente y consumirlo cuando venga bién.

Para consumirlo se trocean las pechugas, se riega con el jugo y se sirve, yo suelo presentarlo con pimientos del piquillo que le dan muy buena presencia y les van

muy bien como guarnición.

En esta ocasión ha salido oscura la salsa (pero no por ello menos buena) porque he utilizado un vinagre de reserva de 12 años, se puede hacer con vinagre de vino más corriente y queda la salsa más clara.