Arroz con pescado y marisco

Después del primer arroz que he publicado que lo titulé  “de crisis” por lo económico se sus componentes, hoy os traigo otro que tampoco es demasiado costoso y os aseguro que sale riquísimo. Yo, para los arroces lo tengo muy claro ó los hago de carne, ó de verduras, ó de marisco y pescado,  pero nunca mezclo la carne con el marisco y  el pescado porque para mi gusto, el sabor pescado-marisco sobresale sobre la carne y no sabe a nada en especial.

Este arroz que os propongo, como lo hago limpio de cáscaras tanto de los mariscos (en este caso gambones) y de las almejas, resulta muy cómodo de comer y para los niños, ideal.

Ingredientes para unas 6 ú 8 personas

Pescado y marisco

1/4 Kg. de gambones ó gambas

1/4 Kg. de almejas (chirlas)

1/2 Kg. de calamares ó sepia

300 grs .de  trozos de pez de espada ó pez limón ó salmón  (el que prefiramos)

Para el sofrito

1/4  kg. de pimientos  verdes y rojos y si lo encuentras amarillos también

8 dientes de ajo

1/2 Kg. de tomates maduros

1 hoja de laurel

Colorante alimentario

150 grs. de aceite de oliva virgen extra

Sal

600 grs. de arroz

Respecto al arroz no quisiera hacer propaganda porque nadie me paga por ello, pero recomiendo el SOS ó el NOMEN, nunca el arroz denominado que no se pasa, al que yo le llamo de plástico pues su sabor y textura no tiene nada que ver con el normal

Preparación

Ponemos en remojo un ratito las almejas,  para que suelten la arena que puedan tener, aunque últimamente vienen bastante limpias.

Pelamos los gambones ó gambas y ponemos a cocer las cáscaras de los mismos junto con las almejas, una vez cocidos,se cuela el caldo que reservaremos y se separarán las almejas de sus valvas, nos desprendemos de las cáscaras y de las valvas y nos quedamos con las almejas.

Limpiamos los calamares y los cortamos en anillas, se pueden comprar ya directamente las anillas, para ahorrar trabajo pero pienso que tienen mejor sabor los clamares enteros, yo por lo menos lo hago así

Preparamos el pez cortado a trozos pequeñitos

Ponemos el aceite en la paellera donde vayamos a guisar el arroz, cuando esté caliente añadimos los pimientos troceados (os recuerdo el truco de comprarlos, trocearlos y congelarlos y así los tendreis siempre dispuestos y no se echan a perder sin tardais en consumirlos) cuando están un poco hechos los pimientos les agregamos los ajos picados, cuando estos también están algo hechos le añadimos los tomates rallados (también podeis utilizar tomate natural triturado, pero como a mí me gusta todo lo natural, os digo como yo lo hago).

 

Cuando vemos que el sofrito ha perdido el aspecto de crudo  le incorporamos los calamares y el pez, lo mezclamos todo,le damos unas vueltas, a continuación le agregamos el caldo que tenemos reservado con los bichos de las almejas, se le pone la hoja de laurel, se le echa el colorante alimentario y la sal al gusto (tened en cuenta que a veces los calamares traen sal) y lo dejamos hervir como 1/4 de hora hasta que los calamares y el pez estén tiernos.

Aparte ponemos una sartén con una cucharada de aceite y le damos unas vueltas a las gambas ó gambones pelados, lo hago así porque se consigue mucho más gusto de los mismos que si se echan en crudo, se incorporan a la paellera.

 

 

 

 

Ahora medimos el arroz y ponemos el doble volumen de líquido que de arroz, yo diría que un poco más, pero eso es algo que se va viendo, es preferible tener que ir añadiendo algo de líquido que nos pasemos y se nos ablande el arroz más de la cuenta.

Se aparta cuando todavía tiene algo de caldo para que repose y se quede en su punto.

Como dice mi cuñada Amalia Canalejo el arroz tiene que estar” mal guisao”, pero” bien reposao”

Lo que se dice del arroz de que se pasa si se tarda en comerlo, eso ocurre cuando tiene más caldo de la cuenta, pero si se deja en su punto, no le pasa nada, se puede comer (si sobra)  uno ó dos días después calentándolo en el microondas y está perfectamente