Espaguetis negros de sepia con chipirones a la plancha

Estrenando el año 2019, traigo al blog una receta sencilla, pero no por eso menos sana y nutritiva, realmente son dos platos en uno, por un lado la pasta y por otro los chipirones ó calamares, si le añadimos una ensalada tenemos un menú de lo más completo, a la par que nada caro, hay que colaborar a subir la Cuesta de Enero, y ahí va mi pequeña aportación.

 

Ingredientes para dos personas:

  • 200 grs. de espaguettis negros de sepia
  • ajo troceado
  • cayena
  • 50 grs. de aceite de oliva virgen extra
  • 400 grs. de chipirones ó calamares finos(pueden ser congelados)
  • sal

Preparación:

Cocemos los espaguettis como nos indique el fabricante, los escurrimos.

Yo utilizo ajo troceado congelado para estas preparaciones, es muy cómodo y da muy buen resultado

Ponemos dos cucharadas soperas de aceite en una sarten al fuego, cuando esté caliente, le añadimos los ajos y una cayena ó guindilla, esto es opcional, si no gusta ó no se puede tomar pique, no se pone y no pasa nada, sólo que para los que le guste le da un toque muy especial.

Cuando comiencen a dorarse, añadimos los espaguettis y rehogamos bien para que se mezclen los sabores.

Aparte, en otra sartén para plancha, ponemos una cucharada de aceite y ponemos los chipirones a los que previamente le hemos puesto un poco de sal, si vemos que no tienen, hay veces que vienen ya salados, así que mucho cuidado, porque si nos pasamos de sal nos puede arruinar el plato.

Y ya con los dos ingredientes del plato preparados, lo montamos y queda de lujo.

Ummm…. está diciendo comedme, verdad?

Bizcocho de naranja 7 años de blog

Y parece que fué ayer cuando le dí por primera vez a la tecla de publicar, pues sí, aquí estamos 7 años después de aquel día y para commemorarlo y siguiendo mi línea de platos caseros, sencillos, saludables, con ingredientes que normalmente se tienen en las casas, me dispongo a explicaros este riquísmo bizcocho, ya que además va apeteciendo encender el horno y aprovechar que las naranjas empiezan a estar en su mejor momento

Ingredientes:

  • 2 naranjas
  • 160 grs. de mantequilla
  • 220 grs. de azúcar
  • 125 grs. de leche
  • 6 huevos
  • 400 grs. de harina
  • 1 sobre de levadura Royal
  • Una pizca de sal

Preparación:

Precalentamos el horno arriba y abajo a 160 grados, mientras hacemos la preparación.

Sacamos la mantequilla del frigorífico unos 30 minutos antes de empezar la elaboración para que se ponga a temperatura ambiente.

Separamos 150 grs. de la misma, la troceamos y la ponemos en un bol, rallamos la piel de una de las naranjas,las cortamos por la mitad, exprimimos el zumo y lo colamos.

 

Y añadimos el azúcar a la mantequilla.

Lo batimos hasta obtener una mezcla cremosa y blanquecina, agregamos la leche, seguimos batiendo y a continuación el zumo y la ralladura de las naranjas.

Le añadimos unos granitos de sal, esto es fundamental en la mayoría de los dulces.

Cascamos los huevos y los añadimos de uno en uno, sin parar de batir y por último, incorporamos la harina tamizada para que no tenga grumos.

Untamos un molde con el resto de la mantequilla (10grs.) y espolvoreamos de harina

Y ya lo introducimos en el horno 45 minutos, siempre digo que lo del horno es orientativo, porque cada horno es diferente.

Y VOILÁ !! Aquí tenemos este magnífico bizcocho saludable y RICO,RICO

 

La cuña que falta se la comió “un ratón” que no me dió tiempo a que le hiciera la foto del corte, si me descuido desaparece antes de poderlo publicar.

Muchas gracias a todos los que me leen y me escriben algún comentario, si alguna vez les sirvo de ayuda me siento muy feliz.

 

 

Tarta de chocolate sin gluten ni lactosa

Para despedir el mes de Marzo, y dar la bienvenida al mes de Abril, os traigo una tarta de lo más fácil, y de lo más exquisita para los amantes del chocolate, como yo.

Además con la particularidad, de que la pueden tomar perfectamente los celíacos, porque no lleva nada de gluten, y los intolerantes a la lactosa porque tampoco lleva ese componente.

Acompañada de unas fresas naturales, que tan bien le van al chocolate, queda deliciosa.

 

Ingredientes:

  • 375 grs. de chocolate negro al 70%
  • 6 huevos
  • 225 grs. de mantequilla +10 para untar el molde
  • 225 grs. de azúcar glas (en polvo)
  • 200 grs. de fresones

Preparación:

Ponemos el horno a calentar a 160º arriba y abajo mientras elaboramos la masa, siempre digo que los hornos son muy personales y que cada uno debe ver la temperatura que mejor le va a sus dulces, yo os digo como lo hago en el mío.

Ponemos el chocolate troceado y la mantequilla en un bol apto para meterlo en agua hirviendo y los derretiremos al baño María

Tenemos preparado un molde untado de mantequilla y espolvoreado de un poco de harina

En otro bol batimos los huevos con el azúcar hasta obtener una mezcla blanquecina

Cuando el chocolate y la mantequilla estén derretidos, retiramos el bol del baño María, y los vamos incorporando, sin dejar de remover, a la mezcla de huevos y azúcar.

Una vez todo mezclado, lo pasamos al molde y lo introducimos en el horno unos 30 minutos.

Y una vez enfriada y desmoldada, la adornamos con unos fresones.

 

Tambien le va muy bien como acompañamiento, nata montada ó helado de vainilla, de cualquier forma es un placer para los sentidos, sobre todo para el del gusto.

Os animo a prepararla y a disfrutarla.

 

Pollo en salsa de almendras

La carne de pollo es una carne blanca, con muy poca grasa, alto contenido en proteínas y muy indicada para un alimentación saludable, hay quién opina que es insípida, pero mi opinión es que, bien guisada y aderezada puede convertirse en un plato exquisito y en ocasiones digna de una mesa de fiesta.

Esto ha ocurrido con esta sencilla receta que hoy comparto con mis lectores, el toque de las almendras le da un sabor a la carne y sobre todo a la salsa, incomparable.

En esta ocasión lo he preparado con muslos de pollo, pero se puede hacer con cualquier parte del mismo, aunque los muslos y sobremuslos son la parte más jugosa.

Ingredientes:

  • Muslos de pollo
  • 3 ó 4 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla
  • 50 grs. de almendras crudas
  • 30 grs. de aceite de oliva virgen extra (para el guiso)
  • 50 grs. de aceite de oliva virgen extra( para freir la cebolla y las almendras)
  • 1 copa de vino blanco DO Montilla-Moriles
  • sal
  • azafrán en hebra DO LaMancha

 

Preparación:

Ponemos el aceite para freir en una sartén y freímos las almendras.

Las sacamos, escurrimos sobre un papel de cocina y reservamos.

A continuación freímos la cebolla cortada en juliana.

Hasta que empiece a dorarse.

Sacamos y la ponemos en el vaso de la batidora junto con parte de las almendras, dejaremos algunas enteras para adornar, le añadimos el vino y lo trituramos todo junto.

Ponemos el aceite (en este caso he utilizado de la marca CANOLIVA, del primer día de campaña) en una cacerola al fuego y sellamos el pollo, al que previamente le hemos puesto algo de sal, picamos los ajos y se los añadimos.

Vertemos la mezcla sobre el pollo, y unas hebras de azafrán.

Cuando se evapore el vino, lo cubrimos de agua y lo dejamos que hierva hasta que esté tierno y se quede en la salsa.

Habrá que rectificar de sal, también le añadimos las almendras fritas que hemos reservado enteras.

Y aquí tenemos ese resultado final que os puedo asegurar que está para chuparse los dedos.

 

 

Rodaballo al horno

El rodaballo es un pescado blanco, sabroso, con poca grasa y tiene muchas formas de preparación, pero yo he elegido prepararlo al horno y ha quedado exquisito.

Se puede preparar entero, pero yo preferí que me lo trocearan , ya que pesó 1 Kg. 700 grs. y sólo eramos dos comensales, con lo cual congelé prácticamente la mitad para otra ocasión.

No se debe quitar la piel antes de cocinarlo, después se le quita perfectamente y le aporta mucha jugosidad y buen sabor.

Ingredientes:

  • 1 rodaballo
  • 2 ó 3 patatas
  • 1/2 cebolla
  • 150 grs. de aceite oliva virgen extra
  • 1 copa de vino blanco
  • Ajo y perejil
  • Sal
  • Pimienta

Preparación:

Partimos las patatas y la cebolla, las adererezamos con un poco de sal, ponemos el aceite en una sartén al fuego y vamos friéndolas.

Cuando las vemos pochaditas, las retiramos y las ponemos en la base de la bandeja del horno.

Ponemos encima el rodaballo salpimentado, y le añadimos un poco de aceite de la fritura de las patatas.

Introducimos la bandeja en el horno, previamente calentado a 180 grados, durante 30 minutos.

 

Mientras tanto ponemos en el mortero el ajo y el perejil, los machacamos y le añadimos la copa de vino blanco y a mitad de la cocción, se lo incorporamos al pescado.

Y ya esperamos a que finalice la cocción.

Y así lo presenté para comerlo….Mmm…delicioso

Ya me contareis si lo preparais.

 

Galletas de limón sin mantequilla ni lactosa

Aproximándose las Fiestas Navideñas, os traigo una receta de galletas, que, aunque no tienen nada que ver con los dulces de esta época, he utilizado unos moldes relativos a la Navidad y puede ser una opción muy buena sobre todo para personas intolerantes a la lactosa, y para endulzarnos en general con un dulce cuyos ingredientes son de lo más saludable, además las formas navideñas de las galletas les hacen mucha ilusión a los niños.

Ingredientes:

  • 250 grs. de harina
  • 75 grs. de azúcar
  • 1 huevo
  • ralladura de medio limón
  • zumo de medio limón
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 2 cucharadas aceite de girasol

 

Preparación:

En un bol ponemos el huevo con unos granitos de sal y se bate muy bien hasta obtener espuma

A continuación añadimos el azúcar, aceite, zumo de limón, ralladura del mismo

Mezclamos la harina con el bicabornato y lo vamos incorporando poco a poco.

Removemos hasta conseguir una masa que amasaremos con las manos.

La ponemos sobre una superficie lisa, yo he utilizado una placa de silicona especial para amasar, espolvoreamos de harina para facilitar este trabajo.

La envolvemos en papel de alumnio y la dejamos reposar en el frigorífico entre media hora y una hora.

Al sacarla del frigorífico, la aplanamos con el rodillo.

Y empezamos a cortarla con los moldes que dispongamos.

Preparamos la bandeja con papel vegetal y vamos poniendo las galletas en ella y las introducimos en el horno a 180 grados, unos 15 minutos.

A pesar de que apenas llevan grasa, se mantienen muy bien durante días y tienen un sabor buenísimo.

Pueden ser dignas de pertenecer a la Despensa de un Palacio.

Espero que os gusten y las disfruteis con vuestras familias.

 

Tarta de limón sin horno

Coincidiendo con el 6º Aniversario del comienzo del blog, os voy a explicar una sencilla y rica tarta de limón que he preparado recientemente.

Le he dado dos terminaciones diferentes: Una con los bizcochos de soletilla debajo de la masa, con caramelo líquido en el fondo, al desmoldarla quedan arriba

Y otra, con los bizcochos de soletilla encima de la masa, al desmoldarla quedan debajo.

Las dos están muy buenas, la diferencia es la terminación.

Paso a explicarla.

 

Ingredientes:

  • Bizcochos de soletilla
  • 150 grs. de azúcar
  • 2 sobres de gelatina de limón
  • 250 ml. de agua
  • 125 ml. de zumo de limón
  • 1 bote de leche evaporada
  • caramelo líquido

Preparación: 1ª Presentación

En un molde rectangular ponemos el caramelo líquido, a continuación lo cubrimos con bizcochos de soletilla.

Ponemos en una olla el agua, el zumo de limón, y los sobres de gelatina, removemos todo y lo ponemos al fuego y antes de que empiece a hervir, lo retiramos y dejamos enfriar.

La leche evaporada la tenemos previamente en el frigorífico para que esté bien fría, la batimos para darle volumen y la mezclamos con la preparación anterior.

Toda esta mezcla la he repartido en dos moldes, uno con caramelo líquido y bizcochos en el fondo, y otro directamente al molde y le he puesto los bizcochos encima.

 

Aunque parezcan muy diferentes, están hechas, como habeis podido ver con la misma masa, así que podeis elegir.

Os aseguro que resulta muy fresca y agradable.

Vamos a por el 7º Aniversario! Gracias a todos los que os interesais por mis publicaciones.

 

Pipirrana de Jaen

Aunque ya hayamos comenzado el mes de Septiembre, todavía siguen apeteciendo platos frescos, y éste que comparto hoy, es uno de ellos.

La pipirrana de Jaén es una ensalada de verano basada en los productos de la tierra y de la dieta mediterrránea, la conozco hace muchos años a través de mi amiga Beatriz Molina que es oriunda de la hermosa tierra jiennense ó jaenera como les gusta llamarla muchos de sus habitantes.

Tiene ciertas particularidas en su preparación que la hace tener un sabor único y es un plato sano y muy nutritivo.

 

Ingredientes para 2 personas:

  • 1/2 Kg. de tomates maduros
  • 1 pimiento verde
  • 1 diente de ajo
  • 2 huevos cocidos
  • sal
  • 1 cucharada de vinagre
  • 2 ó 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • orégano

Preparación:

Después de lavar los tomates, los pelamos (esto es fundamental), los troceamos no demasiado menudos y los ponemos en un bol, el tradicional de Jaen se hace en un bol de madera llamado “Dornillo”, pero nosotros nos conformamos con cualquier bol ó fuente honda.

A continuación, ponemos en un mortero , la sal, el ajo, las yemas de los huevos cocidos y el pimiento troceado, lo machacamos todo y le añadimos el vinagre y el aceite.

 

Lo removemos bien todo para que se haga una mezcla consistente.

Y le añadimos esta mezcla a los tomates troceados.

Picamos las claras de los huevos cocidos y tambien se las añadimos y lo espolvoreamos todo con orégano, un toque esencial.

Lo dejamos reposar en el frigorífico una hora más ó menos, para que se mezclen bien todos los sabores y ya tenemos listo este sencillo y delicioso plato.

Hay personas que lo acompañan con atún en aceite, eso es ya al gusto de cada uno, con el atún se tiene ya un plato de lo más completo, pero yo personalmente lo prefiero sín él.

Espero que mi amiga Carmina Martinez Ortiz, jiennense y autora del blog “Carmina en la cocina” apruebe mi receta.

Col guisada

Un plato de verdura algo diferente a lo que, por lo menos yo, estoy acostumbrada.

Es una receta de mi amiga Beatriz Molina y parece ser que antigua del pueblo de su madre, Villanueva de Córdoba, a dicha receta le llamaban “Col en cochifrito” porque le añadían torreznos ó sea tocino frito, tendría que estr muy buena, pero yo me he decantado por la versión light que me dió mi amiga.

Ingredientes:

  • 1 Kg. de col
  • 125 grs. de pimiento rojo
  • 1 tomate mediano
  • 3 ó 4 dientes de ajo
  • cominos molidos
  • Pimentón de la Vera
  • 40 grs. aceite oliva virgen extra
  • sal

 

Preparación:

En la cazuela ú olla donde vayamos a cocinarla ponemos los ajos con unos granos de sal y los machacamos ahí directamente, una vez machacados, le añadimos el aceite y los ponemos al fuego.

Troceamos la col y el pimiento rojo y el tomate.

Cuando empiecen a dorarse los ajos, le añadimos la col partida en juliana, la rehogamos.

A continuación añadimos las verduras troceadas y seguimos rehogando.

Yo lo he preparado en mi olla rápida programable y llegado a este punto, la he tapado y he puesto 3 minutos, suficientes para que se haga la verdura, si se hace en otro tipo de recipiente habrá que esperar que la col se ponga tierna el tiempo necesario.

A continuación le añadimos una cucharada de Pimentón de la Vera y los cominos molidos y sal al gusto, continuamos la cocción hasta que se mezclen bien todos los sabores.

Y en pocos minutos tenemos un plato de verdura listo para disfrutarlo, sín apenas grasa, lo que viene muy bien para esta época del año en la que ya empezamos a cuidar nuestra línea de cara al verano.

Espero que os guste!

 

 

Carne ternera en salsa

Con una buena carne de guiso de ternera podemos preparar muchos platos que nos resuelven una comida de una manera fácil, agradable y nutritiva.

Ingredientes:

  • 500 grs. de carne de ternera troceada
  • 1 cebolla mediana
  • 3 ó 4 dientes de ajo
  • 25 ó 30 grs. de aceite de oliva virgen extra
  • 1 hoja de laurel
  • 1 copa de vino fino Montilla-Moriles
  • sal
  • Pimienta molida
  • Colorante alimentario

 

Preparación:

Compramos una carne magra y limpia y de alguna pieza de las más jugosas (morcillo, jarrete, cuello).

Si no viene ya troceada, lo hacemos nosotros quitándole las partes blancas que pueda tener y si nos lo prepara el carnicero, le pedimos que lo haga así.

Yo la he preparado en la olla rápida programable, pero se puede hacer en cualquier otro utensilio de la misma forma, sólo variará el tiempo de cocinado.

 

Salpimentamos la carne, ponemos el aceite en la cazuela a calentar y le añadimos la misma, la sellamos, una vez que pierda el aspecto de crudo, le añadimos la cebolla partida a juliana y los ajos pelados y troceados, removemos.

En este punto, la carne con las verduras empieza a soltar mucho jugo, dejamos que se vaya evaporando, y cuando lo haya hecho, le añadimos la hoja de laurel y el vino blanco, seguimos removiendo ó mareando como decimos por Andalucía.

Tambien le añadimos un poco de colorante alimentario, al evaporarse el vino, cubrimos la carne de agua y la ponemos a cocer para que se enternezca y se nos quede en la salsa.

Se rectifica de sal.

Como os he comentado anteriormente, yo lo he hecho en mi olla programable y le he puesto 15 minutos, en olla ó cacerola normal sería casi una hora.

Cuando ya vemos que está tierna y la salsa reducida, la tenemos lista para comer.

La he acompañado de unas patatas panadera, que mezcladas con la salsa resultante están riquísmas.