Pollo en salsa de almendras

La carne de pollo es una carne blanca, con muy poca grasa, alto contenido en proteínas y muy indicada para un alimentación saludable, hay quién opina que es insípida, pero mi opinión es que, bien guisada y aderezada puede convertirse en un plato exquisito y en ocasiones digna de una mesa de fiesta.

Esto ha ocurrido con esta sencilla receta que hoy comparto con mis lectores, el toque de las almendras le da un sabor a la carne y sobre todo a la salsa, incomparable.

En esta ocasión lo he preparado con muslos de pollo, pero se puede hacer con cualquier parte del mismo, aunque los muslos y sobremuslos son la parte más jugosa.

Ingredientes:

  • Muslos de pollo
  • 3 ó 4 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla
  • 50 grs. de almendras crudas
  • 30 grs. de aceite de oliva virgen extra (para el guiso)
  • 50 grs. de aceite de oliva virgen extra( para freir la cebolla y las almendras)
  • 1 copa de vino blanco DO Montilla-Moriles
  • sal
  • azafrán en hebra DO LaMancha

 

Preparación:

Ponemos el aceite para freir en una sartén y freímos las almendras.

Las sacamos, escurrimos sobre un papel de cocina y reservamos.

A continuación freímos la cebolla cortada en juliana.

Hasta que empiece a dorarse.

Sacamos y la ponemos en el vaso de la batidora junto con parte de las almendras, dejaremos algunas enteras para adornar, le añadimos el vino y lo trituramos todo junto.

Ponemos el aceite (en este caso he utilizado de la marca CANOLIVA, del primer día de campaña) en una cacerola al fuego y sellamos el pollo, al que previamente le hemos puesto algo de sal, picamos los ajos y se los añadimos.

Vertemos la mezcla sobre el pollo, y unas hebras de azafrán.

Cuando se evapore el vino, lo cubrimos de agua y lo dejamos que hierva hasta que esté tierno y se quede en la salsa.

Habrá que rectificar de sal, también le añadimos las almendras fritas que hemos reservado enteras.

Y aquí tenemos ese resultado final que os puedo asegurar que está para chuparse los dedos.

 

 

Pollo al ajillo

El pollo es de las carnes más sanas que podemos tomar y de las más económicas también, admite muchísimas preparaciones y sabiéndole dar su punto exacto nos quedan unos platos riquísimos.

Hoy traigo al blog uno de los más fáciles y conocidos, pero como dice el refrán que “cada maestrillo tiene su librillo” (yo no me considero maestra de nada, sólo que me gusta compartir mi cocina por si  alguien le viene bien), aquí os explico como lo preparo y os aseguro que sale para chuparse los dedos.

20140707_143048

Ingredientes:

  • 1 pollo troceado
  • 5 ó 6 dientes de ajo
  • 100 grs. de AOVE (aceite oliva virgen extra)
  • 1 copa de vino fino Montilla-Moriles (donde no se encuentre esta clase de vino, se puede cambiar por cognac
  • tomillo
  • colorante alimentario
  • sal y pimienta molida

20140705_132744

Preparación:

El pollo no lo he troceado demasiado pequeño, porque de esta manera queda más jugoso, le he quitado la piel a los muslos, pero se la he dejado a la pechuga por la misma razón anterior.

Salpimentamos los trozos de pollo, ponemos una cacerola con el aceite al fuego y cuando esté caliente éste último, sellamos la carne en él.

20140705_134105

Mientras picamos los ajos y, cuando la carne haya perdido el aspecto de cruda, se los incorporamos.

20140705_134414

Les damos unas vueltas para que los ajos y la carne se sigan haciendo, le ponemos el tomillo y el vino.

20140705_13465620140705_134918

Cuando vemos que éste último se ha evaporado, le ponemos agua para que hierva un poco más y se acabe de poner tierno.

20140705_135217

Le añadimos el colorante, rectificamos de sal y debe quedar en una salsa espesita y rica que hará nuestras delicias si en ella mojamos algún que otro trozo de pan.

Y como acompañamiento no hay nada mejor que unas patatas naturales fritas con un buen AOVE.

20140705_144456

20140707_143043

Lo dicho al principio “Pá chuparse los dedos” !!!

 

 

Almejas a la marinera y navajas a la plancha

Platos de fiesta de lo más asequible, aunque no son platos caros, en casa, cuando los preparo es una auténtica fiesta.

1º Almejas a la marinera

No hay que complicarse la vida haciendo salsas muy elaboradas para esta plato, yo lo hago de la manera que os explico a continuación,  que no puede ser más sencilla y el resultado es tan espectacular, que apenas me ha dado tiempo de poderle sacar una foto a una pequeña ración terminada, porque cuando he acordado  mi  familia se las habían comido casi todas.

Lo más importante es que contemos con unas almejas de calidad, sobre todo muy frescas, ya que si alguna no está en buen estado, puede traer consecuencias negativas para la salud.

Para comprobar eso último tenemos que comprarlas completamente cerradas, señal de que están vivas.

Normalmente no las pongo como plato sino como aperitivo y sobre todo cuando vienen mis nietas que disfrutan mucho con ellas y después mojando” barquitos” en la salsa, que aunque no sea demasiado correcto, alguna vez nos lo podemos permitir, sobre todo si estamos en familia ó entre amigos.

Ingredientes:

1 Kg. de almejas ó chirlas

50 grs. de aceite de oliva virgen extra

3 ó 4 dientes de ajos troceados (últimamente para estas cosas utilizo ajo troceado congelado, es mucho más cómodo y el resultado es el mismo)

1 rama de perejil fresco picado

1/2 copa de vino blanco fino de Montilla-Moriles

Preparación:

Lavamos las almejas y las dejamos un rato en agua fría por si tienen arena que soltar

Ponemos el aceite en la sartén y cuando esté caliente añadimos los ajos troceados

Cuando los ajos empiecen a dorarse les ponemos las almejas, y las vamos removiendo, a continuación añadimos el vino blanco.

Seguimos removiendo y ya empezarán a abrirse, las espolvoreamos con el perejil picado.

SAM_4735

Cuando ya se hayan abierto todas, las volcamos en una fuente y a disfrutar!!

2 º Navajas a la plancha

Incluyo en esta entrada las navajas a la plancha para dar ideas, ya que las navajas a la plancha no tienen ninguna receta, sólo que sean frescas y se ponen en la sartén con un poco de aceite hasta que se abren y cuando lo hagan se les pone limón exprimido.