Carrilladas (Carrilleras) ibéricas a dos vinos

Un plato muy introducido ya en nuestra cocina, pero el uso de la carrillada ó carrillera no es muy antiguo, hace pocos años que se utiliza para guiso, y la verdad es que es una carne jugosísima y guisada con una buena salsa queda un plato delicioso.

He titulado esta receta a “Dos vinos”, porque he utilizado en ella un fino de Montilla-Moriles que le va de maravilla a todas las carnes y luego un toque de Pedro Ximénez para darle un acabado agridulce que le va muy bien a ésta.

20160625_095349

Ingredientes:

  • 1 Kg. de carrillada ibérica (carrillera)
  • 1/2 ó 3/4 Kg de cebollas
  • 5 ´0 6 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • Sal y pimienta
  • 100 grs. de aceite oliva virgen extra
  • 1 copa de fino Montilla Moriles, en este caso de las Bodegas Alvear
  • 1 copa de Pedro Ximenez.

20160619_120807

20160619_120746

Preparación:

Lo primero que hacemos es limpiar bien las carrilladas de toda la grasa y pieles que tienen, con un cuchillo bien afilado lo vamos haciendo así:

 

20160619_114714

Las salpimentamos, yo he usado un molinillo con pimientas de varias clases, ponemos el aceite en una cacerola ó sartén y las vamos sellando.

También tenemos picadas las cebollas y los ajos.

20160619_122342

20160619_122428

Y las vamos pasando a otra cacerola donde las acabaremos de guisar.

20160619_122600

Cuando ya las hemos sellado todas, en el aceite sobrante, (si vemos que es muy poco, podemos añadirle algo más) con el jugo de la carne, ponemos la cebolla y los ajos y la hoja de laurel, a pochar.

20160619_123233

le añadimos sal para que suelte el agua y se vaya haciendo, rascamos bien en el fondo con la cuchara de palo para que se mezcle con los jugos que ha dejado la carne.

20160619_125127

Cuando ya la vemos pochada y tomando algo de color, se la añadimos a la carne.

20160619_125218

Lo removemos todo bien y dejamos que se siga haciendo y añadimos la copa de vino blanco, cuando veamos que se ha evaporado, le incorporamos la de Pedro Ximénez.

20160619_125810

Se cubren de agua y se dejan hervir, si es en recipiente normal necesitan una hora como mínimo y si se hacen en olla a presión, ya lo que indique para carnes.

20160619_130702

Cuando se queda la salsa reducida, la pasamos por el pasapurés para que se quede lo más fina posible.

Y ya, no queda nada más que disfrutar de este delicioso plato de carne, que acompañado de patatas fritas caseras, puede hacer las delicias del paladar más exigente.

20160625_095333