Solomillos de cerdo en salsa de cebollas y zanahorias

Esta receta me la ha cedido mi consuegra Goyi, yo la he comido en su casa y me ha gustado mucho y hoy la he cocinado para invitar a unos amigos y también ha gustado. Queda muy rico y como lo puedes preparar con antelación,  é incluso congelarlo si vas a tardar en consumirlo, resulta muy cómodo, su preparación es sencilla y sus ingredientes muy comunes en cualquiera de nuestras cocinas.

Ingredientes para unas 6 ó 8 personas:

3 solomillos de cerdo de unos 500 grs. aproximádamente

3 cebollas medianas (casi 1 Kg.)

4 zanahorias

2 ó 3 dientes de ajo

3 ó 4 cucharadas de tomate frito

1 copa de coñac

1 cubito de caldo de carne

1 hoja de laurel

una poca de harina

150 grs. de aceite de oliva virgen extra

Sal

Pimienta

Preparación:

Salpimentamos los solomillos y los pasamos por harina.

Ponemos una cacerola con el aceite al fuego, sellamos los solomillos en la misma.

Troceamos las cebollas y las zanahorias y los ajos se lo incorporamos a los solomillos, les damos unas cuantas vueltas hasta que veamos la cebolla transparente, a

continuación le ponemos el resto de los ingredientes: el tomate frito, la copa de coñac, el cubito de caldo, la hoja de laurel.

Seguimos removiendo y cuando vemos que se está consumiendo el jugo, se les cubre de agua y se deja hervir una media hora, hasta que la carne esté tierna y veamos

la salsa trabada. Se rectifica de sal, teniendo en cuenta que hemos salpimentado la carne y que hemos puesto un cubito de caldo.

Se saca la carne, se trocea al gusto, yo lo he hecho en trozos medianos, y se sirve con la salsa por encima.

Yo he pasado por la batidora una parte de la salsa sólo, para que nos podamos encontrar los trocitos de zanahoria.