Macarrones con tomate y carne picada

Hoy vamos con una receta de lo más conocido, y a la vez de lo más nutritivo y completo y además resulta bastante económico, ó sea que reune las tres BBB: Bueno, Bonito y Barato.

Ya sabeis los que me seguís que mi blog no es un blog de diseño, es un blog con recetas muy caseras, sanas, al alcance de todos los bolsillos y con ingredientes que no hay que ir a buscarlos a ninguna tienda gourmet, normalmente se tienen en las casas

 

20151103_103538

Ingredientes:

  • 70 a 100 grs. de pasta por persona
  • 100 grs. de carne picada de ternera, cerdo y pollo (ó de una sola de ellas) por persona
  • 50 grs. de cebolla picada
  • 100 grs. de tomate frito por persona
  • 3 ó 4 cucharadas de aceite
  • 1 cubito de concentrado de carne

20151103_101940

Preparación:

Ponemos al fuego un cazo con agua, unos granos de sal y un pequeño chorrito de aceite, cuando empiece la ebullición, le incorporamos la pasta, yo he puesto macarrones, pero se puede hacer con cualquier otra que tengamos a mano, la dejamos hirviendo el tiempo que nos aconseje el fabricante para que quede en su punto.

20151103_101824

Una vez hervida, la escurrimos y pasamos por agua fría.

20151103_102410

Mientras se hierve la pasta, ponemos el aceite en una sartén en el fuego y vamos friendo la cebolla, cuando empiece a dorar, le añadimos la carne picada.

20151103_102700

20151103_102845

La removemos bien y le damos golpecitos con la cuchara de palo para que se suelten los trozos, y ahí le añadimos el cubito de concentrado de carne desmenuzado, le da muy buen sabor.

20151103_103132

A continuación le ponemos el tomate frito, en esta ocasión lo he utilizado comprado hecho, pero tambien lo podemos hacer natural.

20151103_103236

Y por último mezclamos la pasta con la salsa de carne.

20151103_103418

20151103_103538

En general, este plato gusta tambien mucho con queso rallado, pero en casa no somos partidarios de ello, con lo que no le pongo ese ingrediente.

Es facilísimo y normalmente gusta a todos.

 

 

Solomillos de cerdo en salsa de cebollas y zanahorias

Esta receta me la ha cedido mi consuegra Goyi, yo la he comido en su casa y me ha gustado mucho y hoy la he cocinado para invitar a unos amigos y también ha gustado. Queda muy rico y como lo puedes preparar con antelación,  é incluso congelarlo si vas a tardar en consumirlo, resulta muy cómodo, su preparación es sencilla y sus ingredientes muy comunes en cualquiera de nuestras cocinas.

Ingredientes para unas 6 ó 8 personas:

3 solomillos de cerdo de unos 500 grs. aproximádamente

3 cebollas medianas (casi 1 Kg.)

4 zanahorias

2 ó 3 dientes de ajo

3 ó 4 cucharadas de tomate frito

1 copa de coñac

1 cubito de caldo de carne

1 hoja de laurel

una poca de harina

150 grs. de aceite de oliva virgen extra

Sal

Pimienta

Preparación:

Salpimentamos los solomillos y los pasamos por harina.

Ponemos una cacerola con el aceite al fuego, sellamos los solomillos en la misma.

Troceamos las cebollas y las zanahorias y los ajos se lo incorporamos a los solomillos, les damos unas cuantas vueltas hasta que veamos la cebolla transparente, a

continuación le ponemos el resto de los ingredientes: el tomate frito, la copa de coñac, el cubito de caldo, la hoja de laurel.

Seguimos removiendo y cuando vemos que se está consumiendo el jugo, se les cubre de agua y se deja hervir una media hora, hasta que la carne esté tierna y veamos

la salsa trabada. Se rectifica de sal, teniendo en cuenta que hemos salpimentado la carne y que hemos puesto un cubito de caldo.

Se saca la carne, se trocea al gusto, yo lo he hecho en trozos medianos, y se sirve con la salsa por encima.

Yo he pasado por la batidora una parte de la salsa sólo, para que nos podamos encontrar los trocitos de zanahoria.

calamares en salsa con arroz blanco

Etiqueto esta receta dentro de los mariscos porque los calamares son cefalópodos de la familia de los moluscos, por lo tanto no se consideran pescado, sino marisco.

La receta que os explico es muy fácil , sencilla y muy rica y con ella tenemos una comida completa.

Ingredientes para 4 personas:

1 Kg. de calamares

1/2 Kg. de cebollas

1 vaso de vino blanco Montilla-Moriles

3 cucharadas de tomate frito

1 hoja de laurel

1 cucharadita de pimentón de la Vera

4 ó 6 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra

sal

Para el arroz blanco:

1 taza de desayuno de arroz

2 tazas y media de agua

1 cucharada sopera de aceite

sal

Preparación:

Limpiamos los calamares y los partimos en anillas, picamos las cebollas.

Ponemos el aceite a calentar en una cacerola, echamos las cebollas troceaditas y la hoja de laurel, rehogamos hasta que veamos la cebolla transparente, le añadimos los calamares y seguimos rehogando, como soltarán bastante jugo los dejamos hasta que éste vaya desapareciendo y en ese momento le ponemos el tomate frito y el vino blanco.

Seguirán hirviendo hasta que el vino se evapore, se prueban de sal, porque hay veces que los calamares tienen sal, se rectifica si es necesario, normalmente hay que añadirles algo de agua para que se enternezcan del todo, cuando veamos que están tiernos y la salsa bien trabada, los retiramos del fuego

.

Aparte hemos puesto en otra cacerola ó cazo dos tazas y un poco más de agua con sal y una cucharada de aceite, cuando llegue a hervir, incorporamos la taza de arroz, hierve durante unos 15 ó 20 minutos, lo ponemos debajo del grifo, lo enjuagamos y lo escurrimos y lo tenemos listo para ponerlo en el molde correspondiente para servirlo con los calamares.

Sangre de pollo con cebolla y tomate

Esta receta que traigo hoy al blog,  a mí me recuerda tiempos pasados, porque no parece que hoy día esté muy de moda poner la sangre de pollo en las casas, no me explico por qué,  ya que es un buén alimento y es económica.

Aquí, en Andalucía, te la encuentras en las tabernas típicas como tapa.Yo la he hecho hoy para mi marido que le gusta mucho, como era mucha cantidad, después de guisada la he congelado en bols individuales y la voy sacando cuando la necesito, subrayo lo de después porque no se puede congelar antes de guisarla, porque al descongelarla se quedaría mal, sin embargo, si ya la has cocinado, con lo cual la hemos sellado, se puede congelar sin ningún problema.

Ingredientes:

1/2 Kg. de sangre cocida de pollo (suele venir en tarrinas)

2 cebollas medianas

200 grs. de tomate frito

50 grs. de aceite de oliva virgen extra

sal

Preparación:

Picamos las cebollas, troceamos la sangre.

Ponemos el aceite en una cacerola ó sartén y freimos la cebolla, antes de que empiece a dorarse , incorporamos la sangre, lo mezclamos todo, cuando la sangre se ha frito con la cebolla le añadimos el tomate frito,

lo seguimos mezclando y ya solo es necesario que se quede todo por igual, lo ponemos un poco de sal, con cuidado porque la sangre cocida lleva y el tomate frito también.

Y si nunca lo habeis probado, intentadlo porque está muy rica.

Se suele servir en cazuelitas de barro

.


Pastel de atún

Otro plato sencillo y rápido, que queda muy lucido y lo podemos tener preparado con anterioridad.

 

Ingredientes

4 latas pequeñas (80 grs.) de atún en aceite

3 huevos

3 ó 4 rebanadas de pan de molde sin corteza

1 lata  de leche evaporada Ideal

6 cucharadas de tomate frito

sal y pimienta

mantequilla para untar el molde

Para adornar

Ensalada variada

unas cuantas gambas ó langostinos

salsa rosa (mayonesa de bote con Ketchup)

unas guindas al marrasquino(opcional)

Modo de hacerlo

Ponemos en un bol todos los ingredientes, salpimentamos, los batimos con la minipimer, untamos un molde de plumcake con mantequilla y lo ponemos en el horno al baño María a 160 grados 50 minutos, no obstante pinchar con una aguja de hacer punto antes de sacarlo del horno por si necesitara algo más de tiempo.

Lo dejamos enfriar y lo metemos al frigorífico, cuando vayamos a consumirlo, lo desmoldamos cuidadosamente para que salga bien, lo ponemos en una fuente , lo untamos por todos lados con salsa rosa espesa y lo podemos adornar como nos guste, yo lo he hecho con unas gambas cocidas y para darle más color con unas guindas al marrasquino y lo he rodeado con ensalada gourmet, también se puede hacer con zanahoria rallada, ó con langostinos y palitos de cangrejo con salsa rosa sobre la ensalada.

Como veis queda muy bonito y está exquisito

Si sobra podemos también utilizarlo como un paté, untado en unos biscotes, adornado con gambas ó langostinos ó con palitos de cangrejo.