Arroz con costillas de cerdo ibéricas y pollo

Como dicen algunas personas, este arroz ha salido “para ponerle un piso” y es que las costillas ibéricas le dan un sabor especial

SAM_4426

Ha sido un arroz muy sencillo y casero, de hecho, sólo lo hemos comido mi marido y yo, pero he hecho más base y la he congelado para otra ocasión.

Ingredientes para unas 6 personas:

  • 1/2 Kg. de costillas de cerdo ibéricas
  • 1/2 Kg. de alitas de pollo
  • 2 ó 3 pimientos verdes
  • 1 cabeza de ajos
  • 2 ó 3 tomates maduros
  • 1 vaso de vino blanco Montilla-Moriles
  • 150 grs. de aceite oliva virgen extra
  • 1 cucharada pimentón de la Vera
  • colorante alimentario
  • sal
  • 2 tazas de arroz

SAM_4418

Preparación:

Lo primero que he hecho ha sido limpiar las costillas de toda la grasa sobrante que tienen, que aunque dicen que la grasa ibérica no es mala para la salud, yo prefiero que mis comidas no tengan tanta.

Después he puesto el aceite en el recipiente donde lo he guisado, y lo he puesto al fuego. Le he añadido los ajos troceados y la carne para sellarla y dorarla a la vez.

SAM_4420

A continuación le incorporo el pimiento troceado.

SAM_4422

Lo mezclo todo y le doy unas vueltas,cuando el pimiento está algo pochado le añado los tomates rallados.

SAM_4423

Sigo mareando todo (como decimos en Córdoba) y cuando está todo integrado le añado el vino, el pimentón, el colorante y la sal, dejo hervir hasta que se evapore el vino y, como las costillas todavía no están tiernas, lo cubro de agua para que sigan hirviendo hasta que se enternezcan del todo, llegado ese momento pongo doble cantidad de agua que de arroz, normalmente hace falta algo más que se le va añadiendo sobre la marcha, teniendo cuidado de no pasarse.

SAM_4424

Habrá que rectificar de sal y después de unos 20 minutos de ebullición, este es el resultado. También es muy importante retirarlo del fuego unos minutos antes con algo de caldo para que repose y se quede en su punto.SAM_4426

Riquísimo!!!

Alcachofas al Montilla con jamón

Unas alcachofas naturales vienen muy bién siempre, pero en estos días que publico este post, en plenas Fiestas Navideñas, vienen todavía mejor para desengrasar algo, si nos hemos pasado en las comidas extraordinarias propias de estos fechas.

SAM_4269

Ingredientes:

1 kg. de alcachofas naturales

50 grs. de aceite de oliva virgen extra

3 ó 4 dientes de ajo

1 copa de vino blanco fino Montilla-Moriles

unos taquitos de jamón

sal.

Preparación:

Lo más importante de este plato, a mi entender, es la manera de pelar las alcachofas, os remito a mi entrada anterior : Alcachofas al natural

Allí podeis ver paso a paso lo anterormente dicho.

Ponemos en una olla ó cacerola el aceite, añadimos los ajos troceados, cuando empiecen a dorar les incorporamos las alcachofas.

SAM_4266

Las rehogamos bien y le vertemos la copa de vino, cuando vemos que se ha evaporado, las cubrimos de agua y le ponemos la sal a gusto y las dejamos hervir hasta que estén tiernas y se consuma el caldo.

Al final le añadimos los taquitos de jamón.

SAM_4268

Y a comer!!!  Están riquísimas !!

calamares en salsa con arroz blanco

Etiqueto esta receta dentro de los mariscos porque los calamares son cefalópodos de la familia de los moluscos, por lo tanto no se consideran pescado, sino marisco.

La receta que os explico es muy fácil , sencilla y muy rica y con ella tenemos una comida completa.

Ingredientes para 4 personas:

1 Kg. de calamares

1/2 Kg. de cebollas

1 vaso de vino blanco Montilla-Moriles

3 cucharadas de tomate frito

1 hoja de laurel

1 cucharadita de pimentón de la Vera

4 ó 6 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra

sal

Para el arroz blanco:

1 taza de desayuno de arroz

2 tazas y media de agua

1 cucharada sopera de aceite

sal

Preparación:

Limpiamos los calamares y los partimos en anillas, picamos las cebollas.

Ponemos el aceite a calentar en una cacerola, echamos las cebollas troceaditas y la hoja de laurel, rehogamos hasta que veamos la cebolla transparente, le añadimos los calamares y seguimos rehogando, como soltarán bastante jugo los dejamos hasta que éste vaya desapareciendo y en ese momento le ponemos el tomate frito y el vino blanco.

Seguirán hirviendo hasta que el vino se evapore, se prueban de sal, porque hay veces que los calamares tienen sal, se rectifica si es necesario, normalmente hay que añadirles algo de agua para que se enternezcan del todo, cuando veamos que están tiernos y la salsa bien trabada, los retiramos del fuego

.

Aparte hemos puesto en otra cacerola ó cazo dos tazas y un poco más de agua con sal y una cucharada de aceite, cuando llegue a hervir, incorporamos la taza de arroz, hierve durante unos 15 ó 20 minutos, lo ponemos debajo del grifo, lo enjuagamos y lo escurrimos y lo tenemos listo para ponerlo en el molde correspondiente para servirlo con los calamares.