Ensalada de canónigos, granada, roquefort y nueces

Aprovechando que todavía tenemos granadas, he hecho esta rica composición, no sabeis que contraste de sabores, la jugosidad de la granada, el sabor fuerte del queso roquefort y el toque crujiente y sabroso de las nueces, junto con los canónigos y su sabor especial, hacen un plato inmejorable para todos los sentidos, empezando por el de la vista ya que con el colorido que tiene queda preciosa.

DSC07193

Ingredientes:

  • 1 paquete de ensalada de canónigos
  • 1 granada
  • queso tipo roquefort (yo he usado queso azul danés)
  • nueces peladas
  • sal
  • aceite oliva virgen extra
  • Crema de Vinagre Balsámico de Módena.

DSC07189

DSC07190

Preparación:

Los canónigos vienen ya lavados en la bolsa, por lo que no tenemos nada más que ponerlos en la fuente, pelamos la granada (esa es la parte más complicada, porque aunque me han explicado algunas formas de hacerlo más fácil, la verdad que siempre lo hago por el método tradicional que es pelándola prácticamente grano a grano, porque los otros métodos no me han dado resultado, si alguien me puede explicar alguno que de verdad lo facilite, lo agradecería).

Le añadimos la granada, troceamos el queso  y ponemos las nueces peladas.

DSC07191

Le ponemos una poca de sal, con cuidado porque el queso ya tiene mucho sabor, la rociamos con el balsámico de Módena y a continuación le añadimos un poco de aceite de oliva virgen.

No hay ni que removerla, la vamos comiendo y se van mezclando todos los sabores.

Está deliciosa!!

Hay amigos elblog.info que me han dicho que la prefieren con queso de cabra , David Fimia va por tí!!

Maria Pilar Cañamero Pizarro también me ha dicho que lo prefiere con Parmesano, ahí os dejo las ideas

Para gustos,Colores!!!

Brazo de gitano con roquefort, jamón york y nueces

Ese plato lo he preparado muchas veces,uno de ellos el día que publiqué Ideas para una merienda-cena fría, es un plato muy adecuado para un aperitivo ó una merienda-cena fría.

Es muy fácil de preparar, sólo necesita, como todo, su tiempo y el resultado es extraordinario, en una mesa con más platos es de los platos estrella, tanto por su apariencia como por su delicioso sabor.

El rollo se hace partiendo de un bizcocho genovés, dicho bizcocho se diferencia de otros en que solo lleva huevos harina y azúcar, porque tiene que salir bajito para que lo podamos enrollar

Ingredientes para el bizcocho genovés:

4 huevos

100 grs. de azúcar

100 grs. de harina

Una pizca de sal

Para el relleno:

150 ó 200 grs. de queso azul ó roquefort ó gorgonzola

1 tarrina de queso para untar

4 ó 6 lonchas finas de jamón york

4 ó 5 nueces peladas y partidas a trocitos

Preparación:

Los huevos deberán estar a temperatura ambiente.

Se separan las claras de las yemas y se ponen las primeras en un bol con unos granos de sal y las batimos a punto de nieve,

a continuaccion le añadimos las yemas que previamente las habremos batido con el azúcar hasta formar una fina pasta

lo mezclamos todo y por último le vamos poniendo la harina tamizada poco a poco y seguimos mezclando hasta obtener una masa cremosa sin ningún grumo.

En la bandeja del horno ponemos un papel de idem y lo untamos con mantequilla ó margarina y lo espolvoreamos con un poco de harina

Extendemos sobre él masa, repartiéndola de forma uniforme por toda la bandeja

Lo introducimos en el horno previamente calentado a 180 grados,arriba y abajo y si tienes aire también

En 10 ó 15 minutos veremos el bizcocho hecho

Lo sacamos del horno, lo ponemos sobre una rejilla y lo cubrimos con un trapo húmedo

Le damos la vuelta sobre una bandeja y lo empezamos a enrollar sobre el mismo trapo húmedo con mucho cuidado de que no se rompa, y así vamos dándole forma

Aparte batimos el queso azul ó roquefort ó gorgonzola con el queso de untar y hacemos una pasta untuosa, le añadimos las nueces.

Desliamos el bizcocho (pero que ya lo tenemos amoldado) y le ponemos la pasta anterior a partes iguales, no llegando demasiado a los extremos porque al enrollarlo se saldría

Le ponemos las lonchas de jamón de york

Y siempre ayudados por el trapo húmedo lo vamos enrollando cuidadosamente, lo metemos en el frigorífico, envuelto en el trapo húmedo y papel de aluminio, bien apretado para que no se abra, durante unas horas antes de servirlo, pueden ser el día de antes perfectamente.

Cuando lo vayamos a comer lo troceamos y ponemos en los platos ó bandejas correspondientes

Queda delicioso

Esta receta tengo el gusto de dedicársela a mis amigos David Fimia y Javier Alcalá que la tomaron en casa y les encantó, y sé que Javi es muy buen cocinero y le gustará saberla.

Con cariño para vosotros

http://www.juegamania.com/Juegos-Cocina/