Patatas y huevos fritos

Hoy traigo al blog un plato que de puro simple y conocido da un poco de vergüenza el publicarlo, pero, que por ser así, no siempre nos acordamos de él y hoy os lo quiero recordar.

No voy a dar ninguna receta, ni cantidades, ni nada, no creo que sea necesario.

Aprovecho para dedicárselo a mi marido Rafael Canalejo Cuenca, pues de entre todos los míos, es su favorito.

Como bien he dicho antes, no voy a dar la receta, pero sí algunos detalles que, para mi gusto, hacen que este plato resulte todavía mejor

1º la elección de las patatas:

Estas deben ser añejas, si queremos que al freirlas se nos queden fritas y no blandonas, para eso son mejores las frescas, que son ideales para tortilla de patatas (ver entrada antigua).

2º El aceite para freirlas:

Debe ser aceite oliva virgen extra, limpio.

Si se hacen en freidora, ésta solo debe ser para patatas, porque si lo utilizamos para freir otros alimentos, el sabor no es el mismo.Yo las hago en una especie de sartén muy honda con un cestillo y cada dos ó tres frituras, lo pongo limpio, ese aceite no lo tiro inmediatamente pues todavía está en condiciones de freir algo de pescado ó similar, pero enseguida lo pongo en los recipientes que utilizo para reciclar el aceite frito, ya que, como sabeis, no debemos tirarlo por las tuberías por el efecto contaminate que tiene, debemos llevarlo a los contenedores ó puntos destinados para ello.

Modo de freirlas:

Yo utilizo el sistema de la doble fritada, una vez peladas y partidas las patatas y con su sal correspondiente, las pongo a freir con el aceite no demasiado caliente, porque si no corremos el riesgo que se tuesten rápidamente por fuera y por dentro queden duras.Las voy friendo y antes de que estén doradas del todo, saco el cestillo de la freidora y aparto el aceite del fuego, esto lo podemos tener hecho un rato antes de comerlas y así lo tenemos adelantado.

Inmediatamente antes de servirlas, pongo de nuevo la freidora al fuego y esta vez pongo el aceite muy caliente, de manera que las patatas entren en él y salgan rápidamente y quedan doradas y crujientes.

Y aquí tenemos esta bandeja tan rica de patatas fritas naturales y caseras, que hemos comido hoy en casa, después de venir de un viaje, en el que las hemos echado de menos, a ellas, y a los huevos.

Freir los huevos

A continuación pongo otra sartén en el fuego con un poco de aceite para freir los huevos, éstos es mejor que los hayamos sacado del frigorífico bastante antes y estén casi a temperatura ambiente, yo los abro en una taza y desde la misma los vuelco en la sartén con cuidado cuando veo el aceite en su punto, procurando que la yema quede en el centro del huevo.

Y ya tenemos ese plato tan barato, sencillo y nutritivo listo para disfrutar, lo podemos acompañar de multitud de cosas: jamón, chorizo, morcilla, pimientos fritos etc. etc., pero no necesita demasiadas cosas para que esté bueno por sí solo

5 comentarios en “Patatas y huevos fritos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s