Merluza a la vasca

Un plato muy clásico de la cocina vasca, que es conocido y preparado en todas las regiones españolas, dado que la materia prima, gracias a las buenas comunicaciones en nuestro país, la podemos disfrutar en cualquier lugar de la península.

Una preparación fácil y exquisita que puede presentarse en nuestras mesas para los días más señalados y tenemos asegurado el triunfo.

Lo más importante es contar con un merluza bien fresca, como la que he utilizado yo.

20150805_143846

Ingredientes para 2 personas:

  • 2 rodajas de merluza de unos 200 grs. cada una
  • 2 dientes de ajo
  • perejil
  • vino blanco fino Montilla-Moriles
  • 50 grs. de gambas frescas
  • 100 grs. de almejas (chirlas)
  • guisantes
  • 1 huevo duro
  • yemas de espárragos.
  • Aceite oliva virgen extra
  • Harina

20150805_104347

Preparación:

Ponemos en una sartén aceite suficiente para freir ligeramente las rodajas de merluza, que previamente las hemos sazonado con una poca de sal, y las hemos pasado por harina.

Mientras tanto vamos cociendo el huevo.

20150805_104940

Cuando les hayamos dado vuelta y vuelta, las pasamos a la cazuela ó recipiente donde las terminaremos de hacer.

Quitamos parte del aceite de la sartén y rehogamos las gambas peladas, así dejan más sabor.

20150805_105934

Las incorporamos a la cazuela donde tenemos las rodajas de merluza.

20150805_110431

Mientras tanto, ponemos los ajos y el perejil en un mortero y hacemos un majado.

20150805_105618

En la sartén, añadimos el majado disuelto con un poco de agua (ó caldo de pescado) y el vino blanco, le damos un hervor.

20150805_110438

Y se lo incorporamos a la cazuela donde tenemos la merluza con las gambas y ya le ponemos también las almejas y los guisantes.

20150805_111401

Lo dejamos que hierva todo junto unos minutos de manera que la merluza se acabe de hacer y trabe la salsa.

Pelamos el huevo, lo partimos en cuatro trozos y lo añadimos a la merluza, así como las yemas de espárragos.

20150805_144117

Y ya tenemos este delicioso plato listo para comer. Exquisito!!!

Ah!! y se puede hacer con antelación y calentarlo en el momento de servir, una gran ventaja.

 

Pescaito frito

Parece que el “Pescaito frito” es un plato que sólo pega en los puertos de mar, y no es así, también en las ciudades de interior disfrutamos de muy buenos productos que llegan todos los días procedentes de nuestras costas.

SAM_1999

En las ciudades medias, cómo Córdoba donde yo vivo, todavía disfrutamos de ese Pescadero/Pescadera de confianza cerca de casa en el que puedes confiar de la calidad del pescado que te vende, te lo limpia, prepara y sólo te falta que te lo guise.

Yo, personalmente lo compro en una Pescadería llamada la Lonja, en la que encuentro una variedad de producto y unos precios y calidad muy buenos.

Hoy he comprado unos boquerones de Cádiz y unas pijotas finas (pescadillas pequeñas) de Huelva

20150603_135441

Ingredientes para 2 ó 4 personas:

  • 300grs. de boquerones
  • 300 grs. de pijotas (pescadilla pequeña)
  • aceite abundante para freir
  • harina especial para freir pescado
  • sal

Preparación:

Limpiamos los boquerones y las pijotas de cabeza y vísceras, a las pijotas se les quita la raspa en la parte del lomo y se ponen abiertas como veis en la foto.

20150603_140714

Se lavan bien, se escurren y se les pone sal.

Pasamos el pescado por la harina, que la tenemos preparada en un cuenco y lo ponemos en una fuente para irlo friendo por tandas.

20150603_141113

Os preguntareis en este momento porqué no uso una freidora, verdad? y mi respuesta es: porque no me gusta, me gusta poner el aceite nuevo cada vez y reciclarlo una vez usado y las freidoras normalmente aguantan muchas frituras con el mismo aceite, pero bueno, el/la que quiera que las utilice, pero eso sí, os aconsejo que cambieis el aceite muy a menudo.

Ponemos la sartén con el aceite al fuego y esperamos que se caliente bien, yo no sé cuantos grados, pero si echais un poco de harina espolvoreada, una pizca, y desaparece inmediatamente del aceite, está en su punto.

Debemos freir primero el pescado blanco, en este caso las pijotas, dejan menos sabor en el aceite, y después el azul, ó sea los boquerones, y pocas unidades cada vez.

Tenemos preparada otra fuente con papel de cocina para absorver el aceite sobrante.

20150603_142717

Y en unos pocos minutos podemos disfrutar de una fritura de pescado casera y deliciosa.

20140704_143456

No le pongo limón porque el pescado fresco no lo necesita, está mejor con su sabor natural.