Marmitako de atún

Un plato de cuchara y pescado oriundo de las Costas del Norte de la Península, que recibe su nombre del recipiente donde lo guisaban los marineros: La marmita, que era uno de los pocos utensilios que llevaban en los barcos de pesca.

El marmitako más conocido es el del bonito del Norte, pero se puede hacer con otros tipos de pescado, y cómo no!! con nuestro exquisito Atún de Almadraba del Sur, que al fín y al cabo es de la misma familia de los túnidos.

20150204_134008

Ingredientes para unas 4 personas:

  • 1/2 Kg.de atún fresco partido a trozos
  • 1 pimiento verde grande ó 2 más pequeños
  • 1 cebolla mediana
  • 3 ó 4 dientes de ajo
  • 2 tomates
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera
  • 1 Kg. de patatas
  • Aceite Oliva Virgen Extra unos 70 ú 80 grs.
  • sal

20150204_121904

Preparación:

Troceamos el/los pimientos, la cebolla y los ajos.

20150204_123730

Rallamos los tomates para no poner la piel.

20150204_124113

20150204_124501

En el recipiente que lo vayamos a guisar, ponemos el aceite (esta vez he utilizado un AOVE muy especial de @Aceitunas Torrent) y cuando esté caliente , le añadimos en primer lugar la picada primera.

20150204_124510

Cuando vemos estas verduras un poco pochaditas, le agregamos el tomate rallado que también se sofría.

20150204_124540

Mientras, hemos pelado y troceado las patatas, haciendo un corte con el cuchillo y luego prácticamente arrancando el trozo, de manera que se rompan las fibras y la patata suelte su interior para que el caldo quede trabado.

Cuando el sofrito anterior se ve un poco hecho, añadimos las patatas y las removemos muy bien, le añadimos el pimentón y la sal a nuestro gusto.

20150204_125142

Le añadimos un poco de agua, la suficiente para que las patatas se cuezan y enternezcan, y cuando están en ese punto, le añadimos los trozos de atún, que den solamente un hervor, que no estén crudos pero que no se hagan demasiado.

20150204_132550

Y ya tenemos este rico plato para disfrutar con la familia ó con amigos, muy completo.

20150204_13400820150204_134015

 

 

Pimientos asados esparragados

Una manera de tomar los pimientos asados poco frecuente, de hecho nunca los he encontrado preparados fuera de casa y os puedo decir que están exquisitos y es una manera de tomarlos en plato caliente pues normalmente se comen siempre en ensalada, podeis ver en: Ensalada de pimientos asados con atún y huevo duro

SAM_5731

El esparragado es exactamente igual que el de las espinacas, coliflor, espárragos etc. ect., y aunque ya lo tengo publicado anteriormente, lo voy a explicar como lo hago con los pimientos asados.

Ingredientes:

  • 2 ó 3 pimientos asados, limpios y partidos a tiras
  • 1 rebanadita de pan
  • 2 dientes de ajo
  • 25 grs. de aceite oliva virgen extra
  • 1/2 cucharadita de pimentón de la Vera
  • cominos molidos
  • 1 cucharadita de vinagre

SAM_5722

Preparación:

Ponemos el aceite en la sartén en el fuego y freimos en él la rebanadita de pan y los dos ajos pelados pero enteros.

SAM_5723

Los doramos.

SAM_5724

Los sacamos y los pasamos al mortero donde los machacamos.

SAM_5726

En la sartén ponemos a continuación los pimientos asados, los rehogamos.

SAM_5727

Les incorporamos el majado del pan y los ajos diluido con una poca de agua.

SAM_5729

Lo mezclamos todo muy bien.

SAM_5728

Les ponemos unos pocos de cominos molidos, el pimentón, la cuacharadita de vinagre y sal.

Los dejamos hervir unos minutos que los sabores se mezclen y la salsa se trabe.

SAM_5730

Y este es el resultado, unos riquísimos pimientos asados esparragados que pueden ser un plato por sí solos ó acompañados con unos huevos fritos queda mucho más completo y si preparais pan para mojar en la salsa mejor que mejor.

DSC05502

Coliflor esparragada y pescadito frito /Un menú muy sano

Hoy os propongo un menú completo,  no solo una receta, es un menú que hemos tomado hoy en casa y lo encuentro muy sano y mediterráneo y por eso lo quiero compartir.

De primero he preparado una coliflor esparragada, hacía tiempo que no lo hacía y me apetecía muchísimo, y de segundo he ido a la pescadería y he visto unos boquerones muy buenos y unas pijotas finas fresquísimas y he decidido comprarlos y ponerlos fritos.

Yo no tengo una preparación profesional en dietética, pero mi experiencia me dice que este puede ser un menú muy equilibrado y completo, porque lleva verduras, pescado y la poca grasa es la de el pescado frito, que si lo hacemos con aceite de oliva virgen extra y cuando lo freimos lo ponemos sobre papel de cocina que absorba el aceite sobrante, queda de lo más saludable.

Ingredientes: Yo lo he hecho hoy para dos personas

1 coliflor de un Kg. aproximadamente

2 dientes de ajo

1 cucharadita de pimentón de la Vera

Unos pocos cominos molidos

1 cucharada de vinagre

20 ó 30 gramos de aceite de oliva virgen extra

sal

Preparación:

Cotamos la flor en arbolitos, la ponemos a cocer con una poca de sal, la retiramos cuando no esté demasiado blanda, y la ponemos a escurrir, reservamos parte del caldo de cocción.

En una sartén ponemos el aceite y doramos los ajos enteros y sín piel, cuando lo están los sacamos y los echamos al mortero.

En ese aceite, rehogamos la coliflor.

Machacamos  los ajos que tenemos en el mortero, le añadimos el caldo de cocción de la coliflor y lo vertemos sobre la sartén donde hemos rehogado la coliflor.

A continuación le añadimos el pimentón, los cominos y el vinagre y lo dejemos que de un hervor hasta que vemos que se ha embebido el caldo.

Esta receta de la coliflor esparragada es practicamente la misma de las espinacas esparragadas y de la cazuela de espárragos trigueros

Pescado frito

300 grs. de boquerones

300 grs. de pijotas

un poco de harina especial para pescado

250 grs. de aceite de oliva virgen extra

sal

Preparación

Se limpian los boquerones y las pijotas, se lavan se ponen en una escurridera y se les pone un poco de sal

Ponemos el aceite en la sartén al fuego, enharinamos el pescado y cuando el aceite está caliente vamos friyendo el pescado, los sacamos y lo ponemos sobre papel absorbente para quitar el aceite sobrante.Lo pasamos a una fuente y a comerlo.

Manitas de cerdo

La receta que os muestro a continuación ó gusta mucho (entre los que me incluyo) ó no gusta nada, me refiero a las personas a las que no les gusta la casquería, yo la hago pocas veces por aquello de la grasa y demás, pero alguna vez al año me doy ese gusto y la verdad salen riquísimas.

Si alguna vez tengo ganas de comerlas y no he tenido ocasión de guisarlas, me voy con mi marido a “Casa El Pisto” una de las tabernas más antiguas y clásicas de Córdoba, situada en la Plaza de San Miguel (lo explico para las personas que lean esto y no sean de Córdoba y piensen venir por aquí) que su cocinera Lola Acedo, esposa del “Pisto”, las hace exquisitas, creo por su textura y sabor que debe ser prácticamente como la que a continuación os explico.

Ingredientes para 4 personas:

2 manitas de cerdo partidas a lo largo

1 cebolla mediana

5 ó 6 dientes de ajo

1oo grs. de chorizo de guiso de primera calidad

1 hueso de jamón con bastante jamón ó un taco del mismo

1 vaso de vino blanco fino (Montilla-Moriles)

1 rama de perejil

100 grs. de aceite de oliva virgen extra

1 cucharada de pimentón de la Vera

un poco de colorante alimentario (azafrán)

1 guindilla picante (cayena)

Preparación

Las manitas suelen venir muy limpias de la carnicería, pero para mayor tranquilidad las lavamos bien con agua caliente, mirando bien que no tengan ningún resto de pelos, en cuyo caso habría que quemárselos al fuego.

Ponemos el aceite en la olla a presión (ó cualquier otra olla, la diferencia estará en el tiempo de cocción), y la acercamos al fuego, cuando esté caliente le incorporamos las manitas, la cebolla troceada, los ajos idem, el chorizo, el hueso de jamón, la rama de perejil, la guindilla picante,  todo en crudo y comenzamos a remover, cuando vemos que se está embebiendo el jugo que sueltan, le añadimos el vino,  la cucharada de pimentón y el azafrán,  seguimos removiendo ó mareando como decimos por Andalucía.

Cuando veamos que el vino se va a evaporar del todo, las cubrimos de agua, le añadimos algo de sal con cuidado, porque el chorizo y el jamón ya llevan, y tapamos la olla a presión y la dejamos a fuego durante 1 hora aproximadamente, pasado este tiempo, la destapamos y si vemos que están tiernas pero tienen todavía mucho jugo, las sacamos para que no se deshagan y dejamos la salsa hirviendo hasta que quede una cantidad suficiente para su degustación.

Si se hacen en olla normal tendrán que estar hirviendo unas dos horas, ya es cuestión de vigilarlas.

Se deben guisar como mínimo de un día para otro, están mucho mejores que recién guisadas

Y una guarnición de patatas naturales fritas en aceite de oliva virgen extra, es el complemento ideal

Cordero en salsa

Titulo este plato como “Cordero a mi manera”, porque realmente no lo he copiado de nadie ni es una receta muy conocida, porque no tiene nada que ver con el cordero a la caldereta, es mucho más fácil y sencillo y para mi gusto queda más rico.

Es importante que tengamos cordero que no sea muy grande, lechal o recental y si es segoviano mucho mejor, aunque aquí por la Sierra de Córdoba también los tenemos muy buenos.

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 Kg. de pierna de cordero
  • 6 dientes de ajos
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharada rasa de pimentón de la Vera
  • un chorreoncito de vinagre
  • 1 dl. de aceite de oliva virgen extra
  • sal

Preparación:

Pedimos al carnicero que nos trocee la pierna en trozos no demasiado pequeños, aproximadamente dos buenos trozos por comensal.

Podemos hacerlo en cazuela de barro o en olla a presión (de las dos maneras sale exquisito), la diferencia es el tiempo que se tarda en cocinarlo.

Ponemos el aceite en el recipiente elegido, cuando esté caliente ponemos los trozos de carne para sellarla.

Aparte pelamos los ajos y los picamos y los machacamos en el mortero con la sal, le echamos agua al mortero y vertemos esta mezcla sobre la carne ya sellada.

A continuación les ponemos la hoja de laurel y el pimentón, dejamos que hierva hasta que la carne esté tierna, si necesita más agua se le va añadiendo, casi al final se le echa el chorreón de vinagre, debe quedar una salsa trabadita.

Lo podemos acompañar de patatas fritas y queda un plato estupendo para los de la casa pero si tienes invitados quedas estupendamente. Es un plato que al llevar pimentón, vinagre, ajos, queda como en una especie de adobo que le viene muy bien a la carne de cordero.